#aci

Arruinando una clase

Como desanimar a un buen docente en 5 minutos

niño

Segundo grado de la primaria. 7 años de edad.

Se había enfermado la maestra de música y nos presentaron a un suplente joven, con muchas ganas y -hoy puedo apreciarlo- con muchas ideas nuevas.

- Chicos, hoy les voy a mostrar una serie de fragmentos musicales y luego vamos a hablar un poco sobre una idea. Primero, me gustaría decir que hay melodías que todos conocemos y que sabemos cómo se llaman. Como ésta, por ejemplo -empieza a sonar el cumpleaños feliz-.

Todos los chicos, al unísono, gritaron "es el cumpleaños feliz".

- También hay toda una serie de canciones que todos hemos escuchado alguna vez, pero muchas veces no sabemos cómo se llaman -empieza a reproducirse el himno a la alegría, de Beethoven-.

Ahí levanto la mano y digo "ése es el himno a la alegría, del último movimiento de la novena sinfonía de Beethoven".

- ¡Muy bien! Tenemos una compañera que sí sabe el nombre. Pero bueno, también tenemos algunas obras que probablemente no sólo no hayan escuchado, ni sepan cómo se llaman, sino que tampoco reconocerían como música… -y empiezan a sonar "sonidos extraños".

Levanto la mano de vuelta

- Eso es Stimmung, de Stockhausen. Lo hizo usando únicamente voces humanas.

Nunca más volví a ver al profesor, y honestamente espero no haberlo decepcionado ni haber hecho que nunca más repita esa clase. Creo que tenía muy buenas ideas para acercar a los niños promedio a otro tipo de concepción de la música.

Comentarios: